07Dic
By: Real Valladolid CF International Academy Encendido: 07/12/2021 In: Formación Comments: 0

En el deporte, la competencia es la cúspide de todo, es el momento donde el deportista plasma todo su trabajo, esfuerzo y dedicación que ha tenido para llegar hasta ahí. Sin embargo, en muchos momentos el competir puede ser hasta negativo, ya que la presión, la ambición de ganar, el no conseguir los resultados y fracasar, hace mucho daño si no se sabe llevar. 

Muchos niños forman en su cabeza la importancia de ganar siempre, cosa que si no lo consiguen, llegan a enfadarse contra todo. Ellos pueden llegar a ser muy competitivos y al serlo, existen los problemas para aceptar cualquier derrota. Si eso no se controla a tiempo, puede ser un problema en su carrera a futuro.

Y es que tener una competitividad constante puede ser muy complicado para los pequeños, por eso no se puede ligar al éxito el tener los mejores resultados. Ellos tienen toda una vida por delante, donde se van a encontrar con muchas derrotas, pero también lograrán muchos éxitos. Por eso, desde pequeños es importante que ellos logren entender y tratar como aceptar ambas situaciones para disfrutar del proceso.

Pero ojo, no toda competencia a esa edad es mala, por eso es tan importante entender que tener una competitividad sana también les inculca la motivación, los inspira a mejorar, que mida sus capacidades y desarrolle más el sentimiento de alegría cuando se gana y de  tristeza cuando se pierde. 

Por eso, en Real Valladolid International Academy te traemos los mejores consejos para que veas la importancia de despertar una competitividad sana a temprana edad y cómo lograr fomentarla:

1. Los valores: En ese momento de las vidas de los pequeños, es evidente que es necesario enseñarles la importancia de, por ejemplo, el trabajo en equipo, la responsabilidad, el respeto, el esfuerzo, para que sepan de qué se trata y así lo practiquen para toda la vida. Asimismo, enseñarles que también hay aspectos negativos a los que nunca se debe recurrir para ganar, cómo mentir o engañar. 

2. Conocer los límites: Es necesario enseñarles a los niños y niñas a que conozcan sus capacidades, hasta dónde son capaces de llegar, y así trabajar día a día para mejorar, ya que teniendo en cuenta esto, cada vez las debilidades serán fortalezas y sin duda una virtud para afrontar cada competencia. 

3. Hacerlo lo mejor posible: En una competencia siempre nos han inculcado que la importancia es ganar, pero no siempre es así, sobretodo en estas edades, ya que acá prima más el enseñarles a los pequeños que siempre hay que buscar hacerlo de la mejor manera, sea cual sea el resultado, que la satisfacción venga porque se esforzaron, trabajaron para conseguir el objetivo, así disfrutarán el juego y ese sentimiento de frustración será mejor manejado, sin presiones.

En Real Valladolid International Academy, nuestros participantes van a encontrar una competencia con las mismas bases, así que si tienen estos consejos en su cabeza, seguramente afrontarán mejor los esfuerzos para alcanzar el siguiente nivel. 

Leave reply:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *